El GAF encontró el asteroide 2016 CH138

El hallazgo.

El asteroide 2016 CH138 se trataría de un nuevo objeto del Sistema Solar, según lo publicado por el Minor Planet Center (MPC) de la International Astronomical Union (IAU) el 14 de febrero de 2016 en el documento: MPS 679537.

El nuevo objeto fue detectado por tres astrónomos aficionados argentinos: Marcos Santucho, Rodolfo Artola y Carlos Colazo, analizando  imágenes tomadas en la madrugada del 01 de febrero de 2016, por el telescopio de 1,8 metros denominado “Pan-STARRS 1” e instalado en Haleakala - Maui - Hawaii. Los tres observadores integran el Grupo de Astrometría y Fotometría (GAF) y participan en una campaña internacional de búsqueda de asteroides, junto a otros quince grupos pertenecientes a diez países diferentes  (http://iasc.hsutx.edu/iasc/international.html)

El GAF cuenta con algunas detecciones que se consideran “descubrimientos provisorios” en el marco de la mencionada  campaña. El hallazgo del asteroide 2016 CH138 es un caso diferente: el protocolo de la campaña indica que las detecciones débiles en brillo (SNR  menor que 5) deben descartarse. Los observadores notaron la presencia de una tenue mancha en movimiento pero no pudieron reportarla por su bajo brillo.

El GAF tiene acceso al telescopio de 1,54m de Bosque Alegre por un convenio firmado con el observatorio de la Universidad Nacional de Córdoba. Los integrantes del GAF decidieron no abandonar la posibilidad de haber encontrado un objeto nuevo. Hicieron cálculos del movimiento probable para los próximos días. Tres noches después de la detección, iniciaron la búsqueda con el telescopio de Bosque Alegre. Tras encontrarlo, lograron imágenes con muy buen brillo del objeto. Luego de bautizarlo con la denominación provisoria “GAF0003”; recalcularon su movimiento y realizaron otra búsqueda del mismo durante la madrugada del 10 de febrero, también desde Bosque Alegre y obtuvieron el mismo resultado exitoso. Esa misma noche fue observado de manera independiente por el observatorio Mt. Lemon Survey de Arizona (US).

Tras comunicar el hallazgo a los organizadores de la campaña internacional de búsqueda, los observadores argentinos reportaron las astrometrías al Minor Planet Center, organismo que evaluó los reportes y concluyó que se trataría de un nuevo objeto al que le impuso la segunda denominación provisoria de “2016 CH138”, indicando: “First observed at Cordoba-Bosque Alegre on 2016-02-04” 

El crédito del descubrimiento.

El crédito del descubrimiento recién se asignará cuando el asteroide sea numerado, es decir: cuando el Minor Planet Center asigne una denominación definitiva. Eso se logra tras un proceso de comparación de las observaciones de Bosque Alegre con astromerías futuras y con eventuales observaciones anteriores al hallazgo, si es que aparecen.

La espera tiene una razón: Se trata de descartar la posibilidad que el hallazgo sea una recuperación de algún asteroide perdido por su alta incertidumbre en los elementos orbitales, algo que ya ocurrió con el asteroide 2012 OY2 encontrado también desde Bosque Alegre y que posteriormente se verificó que se había descubierto en el 2007 y que se había perdido por su alta incertidumbre orbital.

Mientras se espera saber si se trata de un descubrimiento o no, el hallazgo del asteroide 2016 CH138 se vive en Bosque Alegre con mucha alegría, porque confirma el alto potencial que todavía conserva del antiguo instrumento.

Algunos datos del asteroide.

Con los datos conocidos hasta ahora, se sabe que el asteroide se mueve en una órbita que lo acerca y aleja del Sol entre 400 y 525 millones de kilómetros, por lo que se ubica entre las órbitas de Marte y Júpiter y pertenece al cinturón principal de asteroides.  Demora 5,5 años terrestres para dar una vuelta completa alrededor del Sol. Su diámetro se estima en unos 1000 metros, asumiendo que el albedo típico de los asteroides es del 10%. Actualmente está a unos 265 millones de kilómetros de nosotros, desplazándose a una velocidad de 68000 km/h (19 km/seg).