Un sistema planetario parecido al nuestro a sólo 10 años luz

El Observatorio Estratosférico para Astronomía Infrarroja (SOFIA por sus siglas en ingles), un observatorio emplazado en un avión de la NASA, completó el
estudio de un sistema planetario cercano. Las investigaciones confirmaron que este tiene una arquitectura muy similar al sistema solar.

Épsilon Eridani (eps Eri) es una estrella a 10.5 años luz de distancia en la constelación de Eridanus en nuestro hemisferio. Es el centro del sistema planetario más cercano que tenga una estrella similar a nuestro sol cuando era joven. Por los tanto, es un lugar privilegiado para investigar cómo se forman los planetas alrededor de cuerpos estelares como el Sol.

Asimismo, estudios previos indican que eps Eri tiene un disco de escombros. Así denominan los astrónomos al material remanente que continua orbitando una estrella luego de la formación de sus planetas. Los escombros se conforman de gas o polvo, además de hielo y rocas. Estos discos pueden ser amplios, continuos o concentrarse en cinturones, parecidos al cinturón de asteroides del sistema solar o al Cinturón de Kuiper -la región más allá de Neptuno donde se encuentran cientos de miles de objetos fríos y rocosos.

Además, las detalladas mediciones del movimiento de eps Eri sugieren que un planeta con una masa parecida a Júpiter orbita la estrella a una distancia comparable a la distancia de este planeta gaseoso con nuestro Sol.

SOFIA es un avión a reacción Boeing 747SP modificado para albergar un telescopio de 100 pulgadas de diámetro (2,5 metros). Este instrumento permitió al equipo a bordo de SOFIA distinguir detalles tres veces más pequeños que otros telescopios más chicos. Además, la poderosa cámara infrarroja llamada FORECAST posibilitó estudiar la más intensa emisión infrarroja del material caliente que rodea eps Eri. Esta emisión tiene una longitud de onda entre 25 y 40 micrones que es indetectable por observatorios edificados en el suelo.