Una mirada a NGC 891

NGC 891

La gran galaxia espiral NGC 891 se extiende a los largo de 100 mil años luz de distancia y se observa casi totalmente de canto desde nuestra perspectiva.  De hecho, a una distancia de 30 millones de años luz en la constelación de Andrómeda, NGC 891 es muy similar a la Vía Láctea. A primera vista, tiene un disco galáctico plano y delgado formado de estrellas y un bulbo central, atravesado en el medio por regiones de polvo oscuro.  Sin embargo, estas zonas negras son filamentos de polvo que se encuentran a cientos de años luz por encima y debajo de la línea central. Aparentemente, fueron expulsados fuera del disco por explosiones de supernovas o una intensa actividad de formación estelar. Finalmente, otras galaxias más débiles pueden apreciarse también cerca del disco in este retrato íntimo de NGC 891. 
 
Imagén: Adam Block, Mt. Lemmon SkyCenter, U. Arizona